Josep Piqué • Política Exterior • 14 de enero de 2022

Apuntes del editor

En apenas unas semanas, países como Bielorrusia, Ucrania o Kazajistán han cobrado una enorme actualidad. Les une una característica común: todos formaron parte de la Unión Soviética y hoy están en el punto de mira internacional. Lo que está en juego es el futuro del espacio postsoviético y la ambición de Rusia por recuperar sus antiguas áreas de influencia de la época zarista y comunista, bajo presión militar y en otros ámbitos de las llamadas “zonas grises” que caracterizan las diferentes modalidades de guerra híbrida.

El objetivo de Moscú es impedir nuevas ampliaciones de la OTAN, en base a decisiones libres y soberanas de países de su antigua área de influencia. Dicho de otro modo, volver a la doctrina Brézhnev de la “soberanía limitada”, por una parte, y en la reivindicación hitleriana del lebensraum o espacio vital, como ámbito “natural” de hegemonía y seguridad, por otra.

En Kazajistán, el resultado para Rusia, por el momento, no es malo, demostrando con hechos, una vez más, que puede conseguir sus objetivos a través de la fuerza militar. Sin embargo, si las revueltas prosiguen y la inestabilidad del régimen perdura, Rusia puede verse obligada a una presencia militar permanente y a mantener un nuevo frente, añadido al que tiene abierto con Ucrania.

En cualquier caso, tanto la OTAN como la Unión Europea deben responder con firmeza, lo que supone transmitir un claro mensaje disuasorio y alejado de cualquier política de apaciguamiento. Eso implica no descartar, de entrada, una eventual respuesta militar en Ucrania, no necesariamente directa; sin duda, aplicando firmes medidas económicas en forma de sanciones realmente efectivas; reforzando la Alianza Atlántica y la autonomía estratégica europea, y planteando la batalla de la información y la batalla política.

Reflexiono sobre esto en "El turbulento espacio postsoviético", publicado en Política Exterior el 13 de enero.

ALGUNAS COSAS QUE HE LEÍDO

Fin de la era Nazarbáyev en Kazajistán, Alexander Gabuev y Temur Umarov, Política Exterior

El vecindario no compartido con Rusia, Nicolás de Pedro, Política Exterior

Un nuevo Yalta, la obsesión de Putin, Carmen Claudín, El País

Kazakhstan and the Price of Russia’s Empire, Nina L. Khrushcheva, Project Syndicate

Free-rider on the storm: How Russia makes use of crises in its regional environment, Marie Dumoulin, ECFR

LA ESCALA DE LOS MAPAS

En 1721, el Senado ruso concedió el título de emperador de todas las Rusias a Pedro I, conocido como Pedro el Grande. Quedaba así establecido el imperio, que iría expandiéndose hasta dominar buena parte de Eurasia, como muestra este mapa de la enciclopedia Britannica. Los zares desaparecieron en 1917, pero la URSS continuó ampliando fronteras. Hoy la historia oficial rusa no ceja en su empeño de glorificar el legado imperial, incluida la etapa soviética. En la Rusia de Putin, ningún cabo se deja suelto.

ESTOY LEYENDO

David Safier ha fantaseado, con el humor y la ligereza que le caracterizan, sobre cómo podría ser la jubilación de la considerada en su momento “lideresa del mundo libre”. En Miss Merkel, que hoy reseña en politicaexterior.com Manuel Arias Maldonado, Merkel se lanza a investigar un crimen cometido en el pequeño pueblo de la Alemania rural donde ha recalado tras 16 años al frente de la cancillería. El interés de esta “comedia negra siempre amable y carente de pretensiones”, como explica Maldonado, no radica en la colección de simpáticos estereotipos que desfilan por ella, sino más bien en que nos permite observar el modo en que los alemanes se observan a sí mismos.

El gobierno español ha lanzado el debate sobre cómo y cuándo comenzar a tratar el Covid-19 como una enfermedad endémica “más”, al igual que sucede con la gripe, elaborando un plan de transición, convirtiéndose así en el primer país grande de la UE que ya se prepara para el fin de la fase epidémica del SARS-Cov-2.

Habrá que esperar, sin embargo, a que remita la actual ola de Covid, que sigue golpeando con fuerza toda Europa. La vacunación masiva y las medidas de distanciamiento social siguen siendo, por el momento, nuestras mejores aliadas.

Este año, sigamos con la guardia alta,

Josep

Mapa Encyclopaedia Britannica,Inc